ArtesaniaWeb.ES

El tráfico Web

Resumen.

¿Podemos decir que un sitio Web con un determinado número de visitas es un sitio Web de éxito? ¿Cómo de exitoso es un sitio Web que tiene 10.000 visitas diarias? ¿Cómo medimos este tráfico Web? Se habla mucho del tráfico Web y sobre cómo aumentarlo, pero ¿todo el tráfico Web es igual?, ¿todos los métodos de análisis de tráfico dicen lo mismo? En este artículo haremos una revisión de los principales conceptos a la hora de analizar el tráfico de nuestro sitio Web.

Artículo.

Como en tantos temas de Internet, hablar del tráfico Web podría llevar miles de páginas impresas, de hecho hay muchos sitios Web que están dedicados de manera monotemática a este asunto. Con este artículo pretendemos hacer un sencillo pero claro acercamiento a la temática del tráfico Web.

Por tráfico Web se entiende el número de usuarios de Internet que acceden de alguna manera a nuestro sitio Web. Cuanto más tráfico, más éxito tiene nuestro sitio Web, ¿o no? Vamos a analizar este punto.

La lógica más elemental nos dice que un sitio Web que tiene 10.000 visitas diarias es mejor que un sitio Web que recibe 1.000 visitas diarias, y puede ser cierto, pero también puede no serlo. De entrada, esta afirmación puede parecer descabellada, así que pondremos un ejemplo para ilustrar lo que estamos diciendo.

Contextualizando la situación, podemos decir que la posición que ocupa un sitio Web a la hora de conseguir tráfico guarda muchas analogías con la situación geográfica que guarda un local comercial a la hora de adquirir posibles clientes. Así, si un local comercial está situado en una calle muy transitada, tendrá mucho más sencillo vender sus productos o servicios que un local situado en una calle con muy poco tránsito de personas. En este sentido, podemos decir que el tráfico de personas por una calle, es análogo a la página de un buscador que ocupa nuestro sitio Web cuando se realiza una búsqueda. Las primeras páginas son las más visitadas, lo mismo que las principales avenidas de nuestra ciudad. Hecha esta contextualización, ahora imaginemos que tenemos una tienda de telefonía móvil donde vendemos productos de alta gama. ¿Tendría éxito nuestro negocio si estuviera situado en una calle muy transitada pero situada en un barrio obrero con un alto índice de paro? Creo poder afirmar que nuestro negocio, o se le cambia la orientación, o va directo a la bancarrota. Pues en el mundo de los buscadores ocurre lo mismo, ¿cuántos de los usuarios que visitan nuestro sitio Web son potenciales clientes? Si tenemos mucho tráfico pero nuestro tráfico no adquiere productos o servicios, nuestro sitio Web irá a la bancarrota.

Hecha esta somera pero clara exposición de la importancia de discriminar los diferentes tipos de tráfico Web, vamos a analizar lo que, a nuestro modo de ver, nos parecen fundamentales.

El tráfico directo.- El tráfico directo se refiere a los usuarios que conocen nuestro sitio Web por su nombre de dominio, cuando están interesados en nuestros productos o servicios, teclean de manera directa nuestro nombre de dominio. Los dominios que más tráfico directo logran son los denominados dominios Premium, por motivos obvios. El tráfico directo es de gran calidad por lo que suele arrastrar un alto grado de conversiones, es decir, visitantes que realizan algún tipo de acción comercial con nuestro sitio Web.

El tráfico referido.- Por tráfico referido entendemos el tipo de tráfico proveniente de enlaces que otros han puesto en su Web hacia la nuestra. Este tipo de tráfico está vinculado a la temática y la calidad de nuestros contenidos. Si tenemos contenidos de calidad, es fácil que otros enlacen esa página, por que de alguna manera, aporta valor a su sitio Web. Para lograr tráfico referido es clave tener contenidos de calidad, auténticos, originales, mientras más contenidos de este tipo tengamos, más fácil tendremos lograr tráfico referido.

Tráfico orgánico.- En términos generales, es la mayor fuente de tráfico y las más codiciada por la mayoría de propietarios de sitios Web. El tráfico orgánico es el que nos dan los motores de búsqueda, y para conseguirlo precisaremos de mucho tiempo y meticulosidad, desde la relativa a la construcción de nuestro sitio Web, pasando por la estructura y, como no, la calidad de los contenidos de nuestro sitio Web. Aquí es clave una intensa labor SEO, una labor que no termina nunca y que está siempre sujeta a revisión. El tráfico orgánico está fuertemente condicionado por el tráfico referido, ya que los motores de búsqueda, consideran que los contenidos de nuestro sitio Web son de calidad en función del número de páginas Web que enlazan la nuestra.

Tráfico social.- La última gran fuente de tráfico que vamos a tratar es la relacionada con las redes sociales. La labor de un buen Community Manager es hoy muy valorada, porque un perfil social creado de manera adecuada y atendido puntualmente, puede ser una gran fuente de tráfico, ya que son muchas las personas que acuden diariamente a las redes sociales para comunicarse con familiares y amigos, pero también clientes y potenciales clientes. Las redes sociales son un escaparate publicitario gratuito que nos pueden aportar grandes beneficios, pero OJO, también grandes penalizaciones si no lo gestionamos de la manera adecuada.

Estos cuatro tipos de tráfico son los que consideramos más importantes, no por ello los únicos y, sin duda, habrá quien cuestione esta valoración por nuestra parte. Pero no podemos de dejar de lado otros tipos de tráfico, como el relacionado con la publicidad por medios convencionales, como publicidad en vallas publicitarias, revistas... en nuestras tarjetas de presentación o en los múltiples directorios de empresas, donde, de manera gratuita puedes anunciar tu sitio Web. Y, cómo no, no podemos dejar de lado la publicidad online de pago, ya sea en portales de gran tráfico en forma de banners o espacios publicitarios contratados en motores de búsqueda y redes sociales, o aquellos relacionados con la publicidad en programas de mensajería como Whatsapp, Telegram, etc., o la creación de vídeos publicitarios o informativos sobre nuestra actividad.

Como conclusión a este artículo, formas para conseguir tráfico hay muchas, y nos es nada fácil cumplir de manera adecuada con todas ellas, pero sí es una exigencia hacerlo bien. Por tanto, si no puedes hacerlo bien en todas las formas, selecciona las que consideres más adecuadas para tu negocio, y poco a poco, ve adentrándote de manera paulatina en las demás.

Por último, nuestras conclusiones y decisiones sobre el tráfico de nuestro sitio Web van a estar condicionadas por la herramienta de medición de tráfico que usemos. Cada herramienta mide el tráfico en base a unos criterios. Aquí no nos vamos a analizar este asunto, dada su magnitud, pero sí vamos a hacer una clara sugerencia. Cada herramienta de medida, como hemos dicho, mide el tráfico en base a unos criterios, cada desarrollador ve en su herramienta una ventaja sobre las demás, por lo que el propietario de un sitio Web se hace siempre la misma pregunta, ¿cuál medida es la más real de todas? Desde ArtesaniaWeb.ES no vamos a responder a esta pregunta, y no lo haremos porque tenemos lo que creemos una solución mejor. Más allá de que use diferentes herramientas de análisis, cuando trate de ver cómo progresa su tráfico Web, compare los resultados dentro de la misma herramienta, si en un determinado periodo, el tráfico ha aumentado, significa que su sitio Web evoluciona favorablemente. Si muestra el mismo tráfico, busque la forma de hacer que aumente, si se ha reducido, investigue el motivo por que el esto ha podido ocurrir. Además, la tendencia de análisis temporal, va a ser similar en las diferentes herramientas de análisis.
Tags: | SEO || Tráfico || analisis || estadisticas || publicidad || visitas |