¿Publicar el e-mail en mi Web?

Resumen.

El e-mail es una de las principales formas de contacto con el propietario de un sitio Web, y para profanos en el mundo de Internet, ¿cómo no vas a publicar tu dirección de e-mail en tu propia Web? ¿Es esto un acierto o un error? Lo analizaremos a continuación.

Artículo.

Sea cual sea el tipo de sitio Web o su objetivo, es una exigencia fundamental que cualquier visitante puede contactar con el propietario o administrador del sitio Web. Entre otras cosas, si no tienes una forma de contacto, ¿para que quieres tu sitio Web?

Hoy hay muchas formas posibles de contacto con el propietario de un sitio Web. Una de ellas, cada vez más extendida, son las redes sociales. Son muchos lo que colocan enlaces desde su Web, personal o corporativa, a sus espacios en Facebook, Twitter, Instagram…, y, desde luego, es una buena opción. Pero a veces se hace necesario tener un contacto más personal, más directo con el visitante de nuestro sitio Web.

Algunos optan por publicar su número de teléfono, es rápido y directo, y sí, puede ser una gran idea, pero también una fuente de dolores de cabeza. Hace ya muchos años, cuando inicié mi primer sitio Web, primero publique el e-mail, y recibía muchos, tantos que al final era imposible atenderlos, todo era spam, las ofertas comerciales eran de todo tipo, desde las típicas que cualquiera espera ver en su correo, hasta aquellas relacionadas con juegos de azar, porno, tarot, publicidad de sitios Web, herencias de desconocidos, y un largo etc.

La segunda opción fue publicar un número de teléfono, uffff, si publicar el e-mail fue una locura, lo del teléfono, peor aun. Desde los bromistas que hacen llamadas a las 4 de la madrugada, hasta compañías de seguros, telefónicas, ofertas comerciales de todo tipo, asociaciones, etc. Vamos, de todo, menos clientes, y cuando llamaba uno, pensaba que era otro que quería venderme algo y lo mandaba a tomar el fresco.

Tras esta funesta experiencia, decidí no publicar jamás un e-mail, y un número de teléfono, menos aún. Sé lo que muchos estarán pensando tras leer esto. “Pues muchas compañías publican sus números de teléfono”, y sí, es cierto, pero estos normalmente son atendidos por teleoperadores gestionados a través de una centralita. Y a ellos, todos saben que nos les van a vender nada, y además saben que no pueden hacer gestiones personales a través de esas llamadas. Por tanto, a esos números no llaman nunca, si acaso, la primera vez, hasta que se enteran. Pero si eres un autónomo o una pequeña empresa de 4, 5 o 6 trabajadores, que quien coge el teléfono es el propio jefe o un administrativo, grave error.

Volvamos ahora al e-mail. Si tienes una cuenta corporativa, algo así como: mail@dominio.es, más te vale tener un buen sistema antispam, o te pasaras el día buscando entre el span los correos validos, y alguno se te pasara entre todos, a mí me sucedió eso. Si tienes una cuenta generalista, mail@outlook.es, mail@gmail.com, etc., tienen un magnífico sistema antispam, pero a veces algunos correos son calificados como spam, cuando no lo son, especialmente correos corporativos de de sitios Web nuevos. Al final, entre unas cosas y otras, te ves obligado a visitar la lista de correos no deseados, por que a veces correos validos, terminan ahí.

Y ahora se preguntará, con todos estos inconvenientes, ¿qué hago? La mejor opción es el formulario de contacto. De esta forma cualquier usuario legítimamente interesado podrá enviarte un mensaje, y dado que no va a poder saber tu e-mail, solo contactarán quienes en verdad tienen interés. Si además tienes este formulario protegido con un sistema antispam, aunque no es garantía 100%, apenas recibirás correo no deseado. Algún mensaje te llegará, pero serán más los correos deseados que los no deseados. Si lo miramos bien, al correo postal también llega correo no deseado, pero no es mayoritariamente correo no deseado.

ArtesaniaWeb.ES ha creado para ello un formulario de contacto protegido por sistema antispam que te permitirá tener siempre una forma de contacto con tus visitantes/usuarios sin caer en el riesgo de los mensajes no deseados, por que ya sabemos, que el tiempo dedicado a descartar lo no deseado, es tiempo que le restamos a atender lo deseado.


Por ultimo, cabe agregar que existen opciones intermedias. Por ejemplo, encriptar el e-mail para que no sea detectado para los motores de búsqueda, mostrar la dirección de e-mail solo a los usuarios identificados o un “miniforo” para atender las dudas mas comunes. Pero como ya hemos dicho, estas son opciones a medio camino entre la óptima y la posible.
Tags: | E-mail || antispam || correo || email || spam |