¿Emprendimiento digital?

Resumen.

Este artículo esta destinado no solo a aquellas personas que quieren adentrarse en el mundo de Internet. También esta destinado a las personas que hacemos que el mundo de Internet sea posible, y como los grandes monopolios de Internet influyen en la labor de crear un mundo cibernético múltiple y variado. Si eres un emprendedor, sea en el área que sea, este artículo te interesa.

Artículo.

Negocios, nuevos negocios, iniciativa, hacerse grande, si, sin duda, es una aspiración que todos debemos tener. Para ello es preciso tener conocimiento, saber hacer cosas. Pero no debemos ignorar la realidad, lo importante en los negocios es ser el primero. Y cuando digo ser el primero, no me refiero a ser quien más éxito tiene. Me refiero a ser el primero, a ser el que crea un mercado.

Todos conocemos a Steve Jobs, el gran genio fundador de la inmensa compañía Apple. Sus productos son los más deseados hoy día en todo el mundo. ¿Dan mejores soluciones a nuestras necesidades que otros productos más baratos? Es irrelevante. Apple supo captar como nadie los deseos más ambiciosos de las personas, lo quiero todo, pero al mismo tiempo, no quiero cargar con el peso de llevarlo todo sobre mis espaldas.

Así, un pequeño “instrumento” que abulta y pesa poco más que una típica cartera de bolsillo es un ordenador altamente complejo que nos permite llevar con nosotros en cualquier momento y cualquier lugar, desde algo tan sencillo como una calculadora hasta un navegador GPS, por no decir que también permite hacer llamadas telefónicas y muuuchas más cositas.

Esto ha conllevado muchos cambios, negocios como el conocimiento, el saber, ya no son lo que eran. Las enciclopedias son algo del pasado. Ahora tenemos los navegadores de Internet en nuestros bolsillos. Nunca en la historia de la humanidad tener conocimiento sobre cualquier cosa ha sido tan sencillo como ahora. Nunca ha sido tan sencillo como ahora saber cuales son los hábitos, preferencias y hobbies de las personas como ahora. Las redes sociales y aplicaciones de mensajería lo averiguan todo sobre nosotros. Ríanse de la Stasi, la KGB, la CIA o el FBI… Whatsapp sabe mucho más de cualquiera de nosotros de lo que estas agencias de investigación, seguridad, o como se las quiera llamar. Bueno, ahora la CIA y el FBI tienen grandes colaboradores, las compañías tecnológicas que poseen o gestionan las aplicaciones de mensajería y redes sociales.

¿Puede un programador Web competir por muy bueno que sea su producto con estas compañías? Ni de broma. Decir si, seria un chiste de mal gusto. Y no por que su producto sea de peor calidad. Sencillamente, su hueco de mercado está ocupado por otro. Para ocupar ese hueco, primero habría que destronar a esa gran compañía para ocupar su hueco, algo, muchísimo menos probable que lograr el premio gordo de la lotería.

A todo esto, hay cientos de compañías en todo el mundo que se dedican a facilitar herramientas para la “creación de Internet” a quienes no tienen ni idea de que es una línea de código (Google, Facebook, Microsoft…). Pero también las hay dedicadas a esto mismo si saben que es una línea de código (WordPress, Drupal, Joomla…) Por supuesto, esta clasificación no es ni mucho menos certera, más bien define los “orígenes o tendencias”, todas ofrecen de todo, aunque su foco de atención sea uno u otro a día de hoy o a día de ayer.

Con este panorama tan variopinto, enrevesado y entremezclado, ¿que puede decir un desarrollador Web a un cliente? Si, puede decir todo esto, todo lo dicho, y no es mentira. Pero, ¿Qué sabe el típico cliente de desarrollo Web? Normalmente, NADA. Y cuando toca decidir, sale el problema. Si todos utilizan la archiconocida X, ¿por que voy a pagar una personalizada que cuesta lo mismo que la X más un 20% o un 30% más?

Sin duda, ganaría, es la diferencia entre un traje del centro comercial y uno hecho a medida.

Cuando todos usan lo mismo, todos compiten en igualdad de condiciones. Es una obviedad, ¿no? Pues si. Podrás tener diferentes grados de éxito, sin duda, pero alcanzar una diferencia significativa, nunca.

Cuando Andrew Carnegie trato de dar un nuevo uso al hierro, lo tuvo que convertir antes en acero, la esencia es la misma, pero cubre unas necesidades diferentes. Cuando J. P. Morgan se planteó que prestar dinero no era tan importante como en que se invertía ese dinero, cambió el rumbo del dinero y convirtió al prestamista en un inversor. Para Henry Ford no era tan importante que coche se fabricaba como el método que se aplicaba para fabricar cada coche.

¿Nadie fabricaba acero antes de Carnegie? Por supuesto que sí, pero Carnegie uso el acero para crear infraestructuras, desde puentes hasta rascacielos? ¿Había prestamistas antes que Morgan? Sin duda, pero Morgan se centró en prestar dinero para proyectos de inversión como la industria eléctrica. ¿Había coches superiores al modelo T de Ford? Sin duda, los había, pero Ford hizo posible que en cada familia hubiera un coche.

Muchos intentaron antes que Carnegie, Morgan y Ford lo mismo que ellos, y fracasaron. Su fracaso no fue una cuestión de “malas ideas”, sencillamente, no era el momento. No todos tendremos éxito, es también algo muy obvio, la esencia del éxito es destacar entre otros, y obviamente todos no lo podrán conseguir. Por muy gratificante que te pueda resultar escuchar o leer a esos que dicen que todo podemos tener éxito, es falso, lo que no quiere decir que todos no tengamos un potencial para tener éxito. ¿Podría el mismísimo Bill Gates, a día de hoy, crear una compañía como Microsoft? El tuvo la capacidad, el momento y la oportunidad. Por mucha capacidad que tengas, si no te acompaña el momento ni la oportunidad…


¿Cuántos os habéis preguntado por que la gran mayoría de las grandes compañías del mundo se gestan en Estados Unidos?

¿Y, por qué no en España?

¿Allí se vuelven inteligentes por arte de magia, o aquí nos volvemos idiotas por el mismo arte?
Tags: | Apple || Internet || Microsoft || Steve Jobs || iniciativa || tecnológicas || video |